Categories Menu
El Masters 1968 y el score

El Masters 1968 y el score

(Fuente:  Clarin.com)

El 14 de abril de 1968, en su cumpleaños 45, De Vicenzo perdió la chance de consagrarse campeón del Masters de Augusta, uno de los cuatro torneos más importantes del mundo, por un error de anotación de su compañero de juego, Tommy Aaron. El estadounidense le había anotado cuatro golpes al argentino en el hoyo 17, en lugar de los tres que había realizado para el birdie. Pero De Vicenzo jamás revisó sus tarjetas al final del torneo y las firmó con el golpe de más.

Por las reglas del deporte, el comité del torneo le concedió entidad a lo presentado por el golfista porque registraba más golpes (si eran menos, lo hubiesen descalificado). Por el error, el argentino culminó segundo y le adjudicaron el Grand Slam a Bob Goalby, con quien hubiera jugado un desempate.

La tristeza en el rostro de Roberto de Vicenzo en la tarde de 14 de abril de 1968 junto al ganador Bob Goalby. (AP Photo/File)

Pero no fue el error, sino la reacción de De Vicenzo lo que sorprendió a todos en aquella época. Se limitó a pronunciar unas palabras que pasaron a la historia: “Qué estúpido soy”. Jamás culpó a Aaron ni reclamó a las autoridades para que no aplicaran el reglamento y así obtener el campeonato.

Años más tarde habló con el diario La Nación sobre el tema. “Cuando se detectó el problema, mi respuesta fue muy simple y entre lágrimas dije: ‘Los reglamentos hay que respetarlos’. Siempre creí que el único tonto había sido yo, entonces no le podía echar la culpa a otro. Y esa actitud fue la que me terminó abriendo las oportunidades para viajar por todo el mundo. Gané reconocimiento. Si yo hubiera dicho: “Me hicieron trampa”, las puertas se me habrían cerrado. Al final, terminó siendo el mejor error de mi vida”, concluyó el maestro del golf argentino.

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This